La solución de optimización de la capacidad quirúrgica ayuda a los hospitales a impulsar la utilización de quirófano

Una solución innovadora tiene la capacidad de transformar la utilización de la capacidad quirúrgica al atacar la causa raíz de las ineficiencias en el tiempo de bloqueo quirúrgico.

La optimización de la capacidad quirúrgica de Fujitsu Limited (Tokio, Japón) es una aplicación de software como servicio (SaaS) diseñada para que los ejecutivos perioperativos de hospitales resuelvan problemas complejos de optimización. Impulsada por la exclusiva tecnología Digital Annealer de Fujitsu, esta herramienta fácil de usar funciona como un asistente para la toma de decisiones y ofrece sugerencias respaldadas matemáticamente para modificar la asignación de tiempo de bloque en los horarios del quirófano. El resultado es la identificación del tiempo de quirófano no utilizado anteriormente. También incorpora una función para análisis hipotéticos de «qué pasaría si», lo que permite a los equipos prever posibles escenarios de programación. Utilizando una réplica digital de los servicios quirúrgicos del hospital, los ejecutivos perioperatorios pueden predecir los efectos en las tasas de utilización y los ingresos sin alterar sus planes existentes.

SDD 294798729

Una de las características destacadas de la herramienta de optimización de la capacidad quirúrgica de Fujitsu es su motor de recomendación. Esta característica funciona analizando los datos de programación quirúrgica del sistema de registros médicos electrónicos (EHR) del hospital, detectando tendencias en la utilización del tiempo de bloque y ofrece recomendaciones de programación inteligentes adaptadas a cirujanos individuales. Estas sugerencias basadas en datos brindan a los ejecutivos de los hospitales la información que necesitan para optimizar el uso de los quirófanos, identificar franjas horarias infrautilizadas y, en última instancia, transformar los servicios quirúrgicos. La herramienta se distingue por revelar franjas horarias adicionales en los quirófanos para atender más casos. Para ello, analiza datos históricos y de pronóstico, ajusta los horarios de los bloques de manera adecuada e identifica nuevos días y horas de operación en horario de máxima audiencia.

La solución también proporciona datos precisos sobre la utilización, lo que permite a los equipos quirúrgicos discutir las modificaciones del cronograma con las partes interesadas clave de manera efectiva. Esto garantiza un equilibrio entre las necesidades del paciente y los objetivos operativos, alineando los horarios del quirófano con la demanda del paciente. El resultado final es un aumento en el número de cirugías que se pueden realizar, lo que reduce los tiempos de espera de los pacientes y acelera los procedimientos médicos vitales. Esto no sólo eleva la posición del hospital dentro de su comunidad, sino que también mejora el acceso a la atención médica al hacer un mejor uso de los tiempos de bloqueo no utilizados anteriormente.

La optimización de la capacidad quirúrgica implica varias estrategias destinadas a mejorar la eficiencia, reducir los tiempos de espera y maximizar la utilización de los recursos en los entornos quirúrgicos. A continuación se muestran varios enfoques comúnmente empleados:

Optimización de programación y flujo de trabajo: implementación de sistemas de programación eficientes para minimizar las brechas entre cirugías, reducir el tiempo de inactividad en los quirófanos y optimizar el flujo de pacientes.

Asignación de recursos: Garantizar la asignación adecuada de personal, equipos e instalaciones para satisfacer la demanda. Esto incluye optimizar los horarios del personal, mantener suministros adecuados y utilizar los quirófanos de manera eficaz.

Integración de tecnología: implementación de tecnologías avanzadas como análisis predictivo, herramientas de toma de decisiones basadas en datos y robótica quirúrgica para mejorar la precisión, reducir los tiempos de cirugía y optimizar la utilización de recursos.

Planificación colaborativa: colaborar con varios departamentos dentro de un centro de atención médica para sincronizar horarios, reducir retrasos y garantizar transiciones fluidas de los pacientes en las fases preoperatoria, intraoperatoria y posoperatoria.

Estandarización y protocolos: establecer protocolos estandarizados y mejores prácticas para agilizar los procesos, minimizar errores y mejorar la eficiencia general en los procedimientos quirúrgicos.

Capacitación y educación: Brindar capacitación continua a los equipos quirúrgicos para mejorar las habilidades, mejorar el trabajo en equipo y adaptarse a tecnologías y metodologías más nuevas.

Gestión de pacientes: implementación de estrategias para la educación del paciente, la optimización preoperatoria y la atención posoperatoria para mejorar los tiempos de recuperación y reducir las tasas de reingreso.

Análisis de datos y medición del rendimiento: utilizar análisis de datos para realizar un seguimiento de los indicadores clave de rendimiento (KPI), identificar cuellos de botella y tomar decisiones basadas en datos para una mejora continua.

Expansión o utilización de la capacidad: evaluar la necesidad de ampliar la capacidad quirúrgica a través de instalaciones adicionales u optimizar la capacidad existente ampliando las horas de operación o utilizando recursos infrautilizados de manera efectiva.

Iniciativas de mejora de la calidad: implementar programas de mejora de la calidad para mejorar los resultados de los pacientes, reducir las complicaciones y aumentar la satisfacción general.

En resumen, estos enfoques, cuando se implementan estratégicamente y en combinación, pueden optimizar significativamente la capacidad quirúrgica, mejorar la atención al paciente y mejorar la eficiencia general de los servicios quirúrgicos dentro de las instituciones de atención médica.

También puede disfrutar

Registrese Ahora

Tendra información actualizada de nuestro blog