El futuro de la tecnología sanitaria: ¿cómo está cambiando la medicina?

La innovación sanitaria es una de las batallas más importantes en la lucha por prolongar la vida humana, así que aquí analizamos qué tecnologías médicas están marcando el camino hacia un futuro más brillante.

El futuro de la sanidad encierra muchas posibilidades, y la tecnología médica tiene un importante papel que desempeñar para garantizar que seamos capaces de abordar todos los grandes problemas de salud a los que nos enfrentamos. A menudo consideramos que los trabajos sanitarios requieren mucho trabajo humano; por ejemplo, los médicos y las enfermeras dedican muchas horas y trabajo físico a atender a los pacientes.

Sin embargo, son las nuevas tecnologías sanitarias las que permiten a los profesionales de la medicina progresar en su campo, salvar a más pacientes y luchar contra nuevas enfermedades. En este artículo analizaremos la situación actual de la sanidad en el mundo y cómo ha cambiado el sector en la última década, antes de hablar de siete nuevas y prometedoras tecnologías sanitarias.

¿Qué es la tecnología sanitaria?
Antes de hablar de la situación actual de la sanidad mundial y de cómo ha cambiado en la última década, vamos a dar una definición de tecnología sanitaria. Se trata de cualquier tecnología diseñada para ayudar a las organizaciones sanitarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrece una definición más detallada de tecnología sanitaria, como la «aplicación de conocimientos y habilidades organizados en forma de dispositivos, medicamentos, vacunas, procedimientos y sistemas desarrollados para resolver un problema de salud y mejorar la calidad de vida».

¿Cómo será la sanidad mundial en 2021?
No cabe duda de que el sector sanitario ha cambiado en los dos últimos años, desde que luchamos contra una pandemia mundial. El COVID-19 desbordó los sistemas sanitarios de todo el mundo, ha matado hasta 3 millones de personas en todo el mundo y ha obligado a dejar de lado muchas otras enfermedades peligrosas.

Aunque el distanciamiento social y el uso de máscaras redujeron la propagación de enfermedades infecciosas como la gripe, los cierres y las restricciones también significaron que menos personas recibían diagnósticos de enfermedades y tratamientos importantes.

Sin embargo, una cosa buena que ha salido de la pandemia es que una mayor parte del mundo tiene ahora acceso a la asistencia sanitaria a través de cosas como las citas digitales y las recetas en línea.

Pensando en las perspectivas sanitarias mundiales fuera de COVID-19, Deloitte Insights redactó un informe en el que se detallan seis de los principales factores que impulsan el cambio en el sector sanitario.

Sugieren que los consumidores buscan más servicios sanitarios digitales y a la carta, y que las organizaciones sanitarias están realizando la transición a sistemas de TI sanitaria basados en la nube y en herramientas de datos y análisis.

Además, estamos pasando a ver la asistencia sanitaria como algo que abarca nuestro bienestar total en lugar de solo nuestra salud física, y estamos viendo más colaboración que nunca entre diferentes gobiernos, industrias, instituciones académicas y gigantes tecnológicos, en nombre de la innovación y el progreso de la asistencia sanitaria.

¿Cómo ha cambiado el sector sanitario en los últimos 10 años?
Ya que estamos pensando en cómo podría ser la sanidad en el futuro, merece la pena reconocer la cantidad de avances que se han producido en el sector sanitario en la última década. A continuación, analizamos algunas de las principales innovaciones que han mejorado la asistencia sanitaria.

Seguimiento a distancia
La monitorización a distancia permite controlar a los pacientes y su evolución en todo momento sin necesidad de utilizar tecnología complicada ni de que esté presente un médico. Esto no sólo significa que médicos y enfermeras pueden ayudar a muchos pacientes a la vez, sino que los pacientes pueden abandonar antes el hospital y ser controlados con seguridad desde lejos. Esto crea una experiencia más cómoda y barata para todos los implicados.

Historia clínica electrónica
Desde la introducción de las historias clínicas electrónicas, a los médicos les resulta mucho más fácil consultar y compartir sin problemas los historiales médicos. Esto significa que es menos probable que los historiales se pierdan y se mejora la atención al paciente, porque el médico tiene acceso completo a los antecedentes sanitarios del paciente, sus recetas y su atención anterior. Los historiales electrónicos también permiten a los propios pacientes hacer un seguimiento de sus datos médicos.

Telemedicina
La telemedicina consiste en servicios clínicos a distancia en los que el profesional sanitario o el médico se comunica virtualmente con el paciente. Ejemplos de ello son las citas con un médico de cabecera por videollamada, la terapia por teléfono y los mensajes de texto que revelan los resultados de pruebas médicas.

Las consecuencias positivas son innegables: se ha mejorado el acceso a la sanidad de quienes se encuentran en zonas remotas o tienen dificultades para acudir a citas presenciales.

Ventajas e inconvenientes de las tecnologías médicas
Antes de adentrarnos en las siete nuevas tecnologías sanitarias del futuro, conviene considerar las ventajas e inconvenientes de la tecnología médica. Aunque los beneficios superan a los costes, hay que tener en cuenta algunos inconvenientes.

Ventajas de la tecnología médica
– Sistemas sanitarios más eficientes
– Asistencia sanitaria más accesible
– Predicción más temprana de las enfermedades
– Tiempos de cirugía y recuperación más rápidos
– Mejor análisis de los datos sanitarios
– Desarrollo más rápido de fármacos y vacunas
– Mayor legibilidad de los documentos médicos
– Desventajas de la tecnología médica
– Obliga a depender de la conexión a Internet: a los profesionales sanitarios de zonas rurales les resulta más difícil comunicarse entre sí y con los pacientes.
– Mayor riesgo de graves violaciones de la seguridad debido al intercambio de datos
– Mayor probabilidad de falta de comunicación en las citas virtuales
– Falta de empatía al ser más impersonal o depender de la IA.
– Más caro para los profesionales sanitarios y los pacientes
– Mayor probabilidad de frustración si falla la tecnología
– 7 nuevas tecnologías sanitarias prometedoras

Hay muchas tecnologías médicas nuevas e interesantes que se utilizan en el sector sanitario, pero éstas son algunas de las más destacadas. Algunas de ellas existen desde hace poco tiempo, pero se están volviendo más avanzadas tecnológicamente a medida que pasa el tiempo.

IA y robots
La inteligencia artificial (IA) tiene muchas aplicaciones interesantes en la asistencia sanitaria. Una de las aplicaciones más importantes es el diagnóstico, ya que se han dado varias situaciones en las que la IA ha sido capaz de identificar enfermedades como el cáncer de piel y la ceguera diabética mejor que los expertos en la materia. Puede obtener más información al respecto en nuestro paso abierto ¿Cuáles son las posibilidades de la IA en la sanidad? de la Universidad Médica de Taipei.

Además del diagnóstico, la IA puede utilizarse para realizar tareas rutinarias, gestionar datos, diseñar tratamientos, administrar medicación, vigilar la salud y mucho más. La IA puede incluso utilizarse en robots, y entonces estos robots pueden actuar como asistentes médicos, tomar muestras de laboratorio, ayudar en las cirugías y desinfectar las habitaciones de los hospitales.

Está claro que aún queda mucho por hacer en el campo de la IA en la sanidad, y que la IA plantea muchos retos, pero podríamos ver resultados que realmente cambien vidas. Para saber más, puede probar nuestro curso MedTech: AI and Medical Robots de la Universidad de Leeds o nuestro curso AI for Healthcare: Equipping the Workforce for Digital Transformation de la Universidad de Manchester y el NHS.

Nanotecnología para el diagnóstico
Otra tecnología innovadora en el campo de la medicina es la nanotecnología para el diagnóstico. Puede que no haya oído hablar antes de la nanotecnología, pero se trata de objetos que tienen al menos una dimensión inferior a 100 nanómetros (nm). Un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro. Puede obtener más información sobre nanotecnología en nuestro paso abierto.

¿Qué tiene esto que ver con el diagnóstico? Esencialmente, la nanotecnología puede utilizarse para reconocer células únicas e identificar el contenido genético que pueda significar una enfermedad. Esto permite que los fármacos lleguen a las células dañadas evitando las sanas.

Si esto le interesa, puede apuntarse a nuestro curso Nanotecnología para la salud: Diseños innovadores para el diagnóstico médico, de la Universidad de Twente, y explorar el potencial de los productos nanotecnológicos en aplicaciones médicas.

También puede disfrutar

Registrese Ahora

Tendra información actualizada de nuestro blog